lunes, 28 de enero de 2008

PASOS PARA LA ADMINISTRACIÓN



1. Organizar los suministros: utilizar la bandeja de medicamentos y las copas en el cuarto de medicamentos, o colocar el carrito fuera de la habitación del paciente. Planear administrar la medicación primero a los pacientes que no requieran asistencia y finalmente a los que la requieran. Disponer las tarjetas o registros de medicación en este orden. Disponer las tarjetas o registros de cada paciente juntas, de forma que los medicamentos para un cliente puedan ser separados en una sola vez.
2. Verificar la capacidad del paciente para tomar la medicación por vía oral: si puede tragar o no, si tiene náuseas o vómitos, o si está sometido a aspiración gástrica.
3. Verificar la adecuación de la orden: comprobar la precisión de la tarjeta de medicación, del RAM o de la orden escrita del médico. Debe contener el nombre del paciente, nombre y dosis del fármaco, hora de administración y vía de administración. Comprobar también la caducidad e informar sobre cualquier discrepancia en la orden a la enfermera jefe o al médico.
4. Obtener la medicación apropiada: leer la tarjeta de medicación o el RAM, y tomar la adecuada del armario, cajón o nevera. También se debe comprobar la etiqueta del contenedor de la medicación o del envase de dosis individual con la recogida en la tarjeta de medicación o en el RAM.
5. Preparar la medicación: preparar la cantidad correcta y mientras la preparamos volvemos a comprobar cada tarjeta de medicación. La preparación es diferente según el tipo de medicamento e preparar:


Comprimidos o cápsulas de una botella: sacar el número requerido sobre la tapa y luego transferirla al vaso correspondiente, mantener los medicamentos que requieren valoraciones específicas, y si el paciente tiene dificultades para tragar, machacar un poco los comprimidos hasta formar polvo con un mortero o con dos cucharas. Después, mezclar el polvo con una pequeña cantidad de alimentos blandos.
 Medicación líquida: sujetar el tapón y dejarlo boca arriba para evitar contaminarlo y sujetar la botella por la parte de la etiqueta y verter la medicación por el lado contrario a la etiqueta. También se debe sujetar la copa de medicación al nivel de los ojos y llenarla hasta el nivel deseado, utilizando la parte baja del menisco. Finalmente antes de tapar la botella, limpiar la boca.
 Narcóticos orales. Comprobar el registro de narcóticos por el recuento previo y compararlo con los suministros disponibles. Luego extraer el siguiente comprimido disponible y depositarlo en la copa. Tras retirar el comprimido, rellenar la información necesaria en el registro de control de narcóticos y firmarlo.
 Medicación de dosis única: depositar el medicamento sin envoltorio directamente sobre la copa de medicamentos.

6. Administrar la medicación en el momento adecuado: identificar el paciente comparando el nombre de la tarjeta de medicación o de la lista con el brazalete identificativo del paciente y preguntarle su nombre. Explicar el objetivo de la medicación y cómo ayudará, utilizando un lenguaje que el paciente pueda entender. Situar al paciente en posición sentada, y si no es posible, en decúbito lateral. Realizar las valoraciones requeridas. Se debe ofrecer al paciente suficiente agua o zumo preferido para tragar la medicación. Si el paciente es incapaz de sostener la copa de píldoras, utilizar dicha copa para introducir la medicación en la boca del paciente y administrar un comprimido o cápsula de cada vez. Si el paciente dice que la medicación que le vamos dar es diferente a la que ha estado tomando, no administrar antes de comprobarlo. Se debe permanecer con el paciente hasta que se haya tomado los medicamentos.
7. Documentar cada medicación administrada: registrar la medicación administrada, la dosis, la hora y cualquier queja o valoración del paciente, y firmar el documento. Si la medicación fue rehusada u omitida, registrar este hacho en el impreso adecuado, y documentar el motivo si es posible.
8. Tratar los suministros adecuados. Se tienen que devolver las tarjetas o registros al archivo apropiado para la próxima administración, reponer las existencias y tirar los suministros desechables.
9. Finalmente se deben valorar los efectos de la medicación: volver al lado del paciente cuando haya pasado el tiempo suficiente para que actúe la medicación, para poder valorar los efectos de la medicación sobre el paciente.